Envasar dulces al vacio


Cargar Mas

A finales del XIX, 1873, una científica norteamericana llamada Amanda Jones inventó uno de los métodos más eficaces para salvaguardar la calidad de los alimentos: el envasado al vacío. Tal y como enumera Fuertes, en primer lugar  la frescura y el sabor de los alimentos es más estable, ya que no hay pérdidas;  la oxidación provocada por el oxígeno es inexistente y por tanto la putrefacción de los alimentos es nula; los tiempos de conservación de los alimentos son mucho mayores; los microorganismos no se desarrollan ante la ausencia de oxígeno; almacenamiento en perfectas condiciones para un posterior uso y, por último, las carnes y los pescados mantienen su dureza y textura. Y lo mismo sucede con el pescado, que puede alargar su conservación en nevera hasta diez días e incluso dos semanas si se trata de filetes lavados.

Lo mejor de envasar dulces al vacio

Si bien sí las podemos envasar cortadas, pero su duración no aumenta significativamente, ya que durante el despiece han sufrido reacciones oxidativas. Por ejemplo, un pedazo de carne se podrá tener hasta 6 meses en la nevera y entre 2 y 3 años en el congelador. Considere que no debe solamente agregar más propiedades a cause de el artículo de la competencia tiene más particularidades que el artículo a comprar en rerce. Examinad los platos más habituales y decidid que les vendría bien: Pisto, mermeladas de tomates, de kiwi, tomate frito…, aceite con boletus, vinagre de limón para el pollo asado, un aceite picantito para la pizza, otro de romero o ternasco. Sin embargo, no todo son alegrías, ya que existen gérmenes que crecen precisamente en entornos sin oxígeno, como la toxina del botulismo. Este baño tiene un total control de temperatura y se lleva a cabo durante períodos de tiempo habitualmente largos.

Lo mejor de envasar dulces al vacio

Nosotros no somos de partidarios de esta técnica por el hecho de que se trata de cocinar dentro de bolsas de plástico. El objetivo es el esperado, quitamos aire, conservamos mejor, y además reducimos espacio en la nevera o en el congelador. Estas son una placas que se adaptan a la boca de los tarros, y sobre las cuales se aplica una campana, que unida a la máquina por una cánula, hace el vacío. Para que puedas saber el tiempo que ganarás con este método, hemos preparado algunos ejemplos que encontrarás en las líneas siguientes. Por ello, es necesario dejar enfriar los alimentos, y cuando estén a temperatura ambiente, proceder al envasado.

Subir

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Más información