Envasar lentejas al vacio


Cargar Mas

Yo llevo tiempo dándole vueltas a si merecería la pena tener una en casa y cual tendría la mejor relación calidad/precio para no gastarme demasiado.El calentamiento en agua a ebullición, más conocido como baño maría es un tratamiento térmico para hacer hacer conservas caseras de alimentos con alta acidez, alimentos acidificados o alimentos con alto contenido en azúcar. Debe comprobar de vez en cuando si alguna de las bolsas ha perdido el vacío para consumirla primero.

La mejor oferta en envasar lentejas al vacio

Se cocina una preparación de manera tradicional, y se envasa por porción con bolsas especiales que están preparadas para bajas y altas temperaturas, y que permite disfrutar de un plato con todo el potencial, sabor y color, igual que en nuestro restaurante, pero en tu casa. ¿Y eso porque si son de cristal? Pues porque la tapa una vez abierta no se puede volver a cerrar bien. A veces, los trozos de pescado tienden a flotar y necesitamos que estén sumergidos pero unas cuantas cucharillas de postre nos lo solucionan. Es decir, de la misma forma que envasamos en bolsa gofrada o en tarro de cristal para mantener los productos en buen estado durante mucho tiempo, también podemos plantearnos envasar directamente en tapers los macarrones que nos han sobrado o que queremos llevar al trabajo, ese resto de lentejas que no vamos a tirar, pero que tampoco queremos volver a repetir 24 horas después de haberlas comido, etc.- Etiquetado de los botes:Es importante poner la fecha en la que se elaboró el producto, así podremos conocer de cierta manera la posible fecha de caducidad, pero sin duda es también interesante apuntar en la etiqueta los ingredientes, porque así podremos valorar que receta nos ha gustado más con el tiempo ya que a veces modificamos proporciones… y así la persona que la ha recibido, también sabrá como elaborarla. Se trata siempre de una opción menos cómoda, ya que tienes que crear tú tu propia bolsa dándole forma, pero, por otro lado, tiene la ventaja de que te permitirá ajustar el tamaño de la bolsa al contenido que vayas a envasar.

Lo mejor de envasar lentejas al vacio

De esta forma cuando vuelvas las legumbres ya se habrán remojado durante suficiente tiempo para ser cocinadas. En el caso de las anchoas, y al no recibir un tratamiento térmico, se consideran una semiconserva y deben conservarse en el frigorífico. Para ello deberemos meter los tarros y las tapas bien limpios y secos en una bandeja de horno, separándolos de ella con papel sulfurizado o un silpat limpio, e introducirlos en el horno a 120º C durante 20 minutos. Además, deberemos respetar una distancia mínima de 5-8 cm entre el nivel del agua y el alto de la olla que permita la ebullición. Sin embargo, y siempre que hayáis sido estrictos aplicando el método de embotado, todos los síntomas hagan prever que el vacío se realizó correctamente, y que el aspecto de la conserva sea el adecuado, las podéis consumir perfectamente hasta en 24 meses. La razón no es otra que todas estas señales pueden ser un indicio de la presencia de bacterias contaminantes, tales como la Clostridium botulinum, desencadenante del botulismo.

Subir

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Más información