Envases pasta al vacio


Cargar Mas

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, esta técnica consiste en eliminar todo el aire al interior de los empaques rígidos o flexibles y luego sellarlos. De esta manera, se mantendrán en buen estado durante más tiempo, ocuparán menos espacio en tu despensa y tendrás mayor control sobre las porciones que consumes. Además, son muy fáciles de lavar, ya que su diseño te permite llegar a los lugares de más difícil acceso.

Lo mejor de envases pasta al vacio

Pero podemos macerar la carne o el pescado con sal y especias, añadir hierbas aromáticas y envasar al vacío. El peligro existe y es mayor porque a diferencia de lo que ocurre normalmente, no provocan ningún cambio en el aspecto ni en el color del alimento afectado. Es lo más adecuado para platos cocinados, productos delicados o alimentos que consumimos a diario, como embutidos o quesos. Lo más curioso para mí, es que la pasta, la harina, el arroz o el azúcar podrán permanecer en la despensa entre 1 y 2 años sin problema, algo muy cómodo para quienes tenemos un sinfín de variedades diferentes siempre listas para ser usadas. Para el envasado en atmósfera modificada puedes, además, introducir en cada bolsa de vacío una bandeja de plástico o aluminio, algo muy útil cuando se trata de conservar platos precocinados. Digo antes de tenerlo porque, una vez que se prueba, es de los electrodomésticos prácticos de los que no podemos prescindir, que se amortizan por todo lo que ahorramos en dinero, tiempo y espacio.

Lo mejor de envases pasta al vacio

Y eso se nota más aún con la comida congelada, que no tendrá los típicos cristales de hielo, que hace que los alimentos se recuezan al cocinarlos. Esto hace que desperdiciemos menos comida, ahorrando dinero y contribuyendo a la sostenibilidad del medio ambiente. Hace poco te hablaba del batch cooking (cocinar un día para toda la semana) y, sin duda, una máquina de vacío es una gran aliada si decides seguir esta técnica de organización. Para ello solo hay que introducir el alimento ya envasado en un baño de agua a una temperatura baja constante durante un largo periodo de tiempo. Los más delicados, como la pasta o los cereales de desayuno, se pueden envasar en recipientes o tarros Fresh Container, mientras que los más duros como el café en grano o los frutos secos se pueden envasar en bolsas.

Subir

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Más información