Platos para envasar al vacio


Cargar Mas

Dos, ser el ‘enchufado número uno’ de algún cocinero o restaurante y conseguir que te pasara su receta icónica envasada al vacío para regenerar en casa. Posteriormente se somete a tratamiento térmico en un medio húmedo o líquido con temperatura controlada: hornos de convección vapor, baños maría termostáticos, vaporeras o autoclaves. Tanto por el tipo de alimentos que  se pueden conservar al vacío (crudos o cocinados: legumbres, verduras, carnes, pescados, frutas, quesos, crackers, pan, bizcochos, galletas, hierbas aromáticas, café, etc.

Lo mejor de platos para envasar al vacio

Lograr un buen plato al vacío requiere pensar variables múltiples, que van de la elección de la receta a imaginar qué hará el comensal al recibirla. Si bien es cierto que no todos suponen un riesgo para la salud humana sí que pueden suponer la degradación de las características organolépticas del plato. Esta técnica, que consiste en cocinar el producto en un ambiente libre de oxígeno y a una temperatura inferior a los 100ºC, es perfecta para conversar los sabores y los aromas de la mejor manera. “Cuando hacés una carne, una bola de lomo al vacío, vas a tener un 10% de merma de calidad y un 3 o 4%, con un pollo. Es cierto que hemos elegido para nuestras bolsas para envasar al vacío una empresa que nos ha certificado la ausencia de BPA  y de ftalatos en sus bolsas. Con el paso del tiempo, se ha hecho imprescindible en carnicerías, charcuterías y tiendas delicatessen, principalmente.

Mejores precios de platos para envasar al vacio

Aunque no llegan ni de lejos a las prestaciones de la gama profesional, son suficientes para poder practicar esta técnica en nuestro hogar. El cierre de los dos locales de Vinotinto, su emprendimiento culinario, no lo tomó por sorpresa: su estructura de envío a domicilio ya tenía claramente la mitad de la cuestión resuelta de antemano.Bolsas para envasado al vacío para el envasado para cocinar a baja temperatura,, con medidas de 200x300mm (20x30cm). A continuación, introducimos el alimento elegido para envasar y acoplamos la bolsa a la cámara de vacío. ¿Se podría abrir la bolsa y calentar un pollo al horno? “Sí, dice Orciani, pero por cuestiones de seguridad y sin tener en cuenta cómo se cocinó lo que pediste, es mejor pasar la bolsa por agua hirviendo porque te asegurás que se mueran todas las bacterias. Así las cosas, hay que seguir las instrucciones precisas de los restaurantes, que para esto están. No olvides limpiar el aparato con frecuencia, preferiblemente con ayuda de un paño húmedo y un detergente suave. En Niño Gordo, el método de envasado alcanza a platos totalmente cocidos -como el arroz con kimchi- y a otros que hay que finalizar en casa como los dumplings o el katsu sando, un sándwich típico de Japón con milanesa de cerdo, la cual llega cruda y con precisas instrucciones para freír. Viene desde unas entradas manzanas con especias a unos increíbles chorizos pomarola, desde unos canelones de calabaza a una pieza de ternera braseada. No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

Subir

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Más información